Todo sea por la Carrera

LOS SUEÑOS Y LAS GRANDES IDEAS

Si hemos de hacerle caso a lo que se dice -y no hay razón para no hacerlo- las grandes ideas no se construyen, amanecen. Amanecen en la cabeza de los escritores. Amanecen con los escritores. Tal vez porque ha pasado de moda, le hemos ido escatimando al sueño sus cualidades inspiradoras. Antes, las siestas de medio día, de media tarde, eran lo que ahora los cursos en casas de cultura: el espacio ideal para el tallereo. Pero han caído en desuso, los sueños. Si acaso, se confiesa que se soñó algo digno de escribirse al círculo más íntimo, al diario. Lo que no ha languidecido, para fortuna de la carrera literaria, son las grandes ideas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s