Viernes

1.

Ayer estaba por subir esto aquí,

Estoy a unas horas de incursionar en un mundo que siempre he creído reservado para el tipo de personas que parecen mantenerse libres de transpiración y de tartamudeo en las situaciones más demandantes, siempre rodeados del aroma a loción recién aplicada –nunca de las astringentes si se quiere ser realmente exitoso– y cobijados por un protagonismo bien ecualizado y una habilidad sobrehumana para el piropo, la frase cortés y el elogio falso pero adecuado. “Es un placer”, sonrisa, aprentón de manos, ampliación de la sonrisa, mano al bíceps, y suelte…

Sobra decir que estoy mal preparado, que esta es una misión que me rebasa. Alguien lo habrá dicho ya: ser vendedor no es el resultado de un aprendizaje, como lo es ser buen ciclista o competente estibador de cajas; ser vendedor es un atributo anterior, básico, fundacional, como la altura o la frondosa cabellera, como la buena percha. Para decirlo con pretensión culterana: soy el Ricardo III de la venta.

pero no lo subí porque llegó la hora de salir a la junta sin que me diera cuenta.

En lo dicho, un Ricardo III de la venta.

 

2.

Caged Animals, “Girls on medication”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s