Jueves

1. 

Hace unos días vi Days of Heaven.

 

Es un mural. Hasta los acercamientos –una langosta comiéndose una vaina de trigo, por mencionar uno– son monumentales. Grandísimos gestos fotográficos; los diálogos emborronados por el sonido ambiente.

Y el ambiente. Un tratado sobre el ambiente.

Y luego la trama; esa nefanda disyuntiva entre dos sufrimientos. Obligados por la situación –por el ambiente– a ser pareja en la miseria, los personajes se cansan. No es tanto que se rindan: se cansan. Eso que ayudan a construir, ya se sabe, no les pertenece. Se cansan. Y ella se va con el otro. Y él está de acuerdo. Y ella sufre. Y él sufre. Y el otro, al final, sufre.

Y la palabra panhandle.

 

2.

Con la semana empecé Punto de fuga, de David Markson, publicado hace no mucho por Verdehalago y traducido por Verónica Martínez Lira y Adriana Rieta Lira .

Es una joyita. Me tiene hipnotizado.

Entre las frases se me quedó el fragmento de una. Habla de Ajmátova recordando su relación con Modigliani, ambos sentados en una banca bajo la lluvia recitando a Verlaine, “incapaces de darse nada mejor”.

 

3. 

Incapaces de darse nada mejor, me acordé de eso cuando escuchaba el evento entre el señor presidente y el movimiento. Los testimonios del movimiento llevados hasta el palacio. El señor presidente ofreciendo comisiones, mecanismos, andamiajes legales. Incapaces de darse nada mejor.

 

4. 

Y luego me acordé de esto:

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s