Martes

1. 

“Semana del pulpo”, en conocida marisquería.

2.

Casi me atropella una bicicleta. Sólo me golpeó el codo. El conductor se dió a la fuga; no hizo caso a mi insulto.

De haber muerto en esa colisión…

…lo último visto habría sido una camioneta de redilas que vende frutas y anuncia sus precios en cartulinas de colores brillantes.

…lo último escuchado habría sido “Marrow“, de St. Vincent.

…lo último pensado habría sido -descontando el súbito pánico-, que tenía ganas de demorarme en llegar a la oficina y quedarme tomando un café.

No habría últimas palabras: el insulto fue demasiado tardío. El único gesto de trascendencia fue una patada, casi refleja, que alcanzó a golpear la llanta trasera de la bici y que, quiero creer, infundió miedo y culpa al conductor.

Patético.

One thought on “Martes

  1. Difiero.

    Es usted un perfecto avatar del Calvin de Bill Waterson, ejemplo universal del mortal que sufre injustamente de los vituperios ominosos del karma, y que maldice las cadenas del tempo mal ejecutado y que se sabe capaz de una respuesta contundente, que nunca llega cuando debe.

    Pero un día llegará su momento.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s