Miércoles

1.
Las parejas que se abrazan en perfecta inmovilidad. Estatuas de cursilería: recargan la cabeza sobre el hombro, o se acomodan de tal modo que la frente de uno parece sostener el rostro de la otra. Y no se mueven. No se recargan ni se sostienen; por lo general estan en el paso, ahí mostrando cuánto viven para el amor; cuánto los paraliza el estar así de cerca de la amada. Platón estaría muy contento por la redondez de los cuerpos, la intensidad del intento por restituir la unión primigenia.

Muy desesperantes en realidad.

2.
“Done is better than perfect”, dicen.

3.
Los exabruptos de fascinación y desencanto que provocan los rostros por la calle.

Un tabique desviado o la barbilla hundida provocan el cretino encantamiento del espectador en una feria. Historias de vida impuestas por fuerza de unos razgos apenas entrevistos. Dos piercings. Una terrible elección de corte de pelo. La familiaridad de esos pómulos altos.

Sale el rostro del campo de visión con la misma prisa con la que entró. Los ojos vuelven al piso.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s