Miércoles

1.
Me impresionan las personas que cuentan entre sus habilidades una “erudición conversacional”. Estos personajes capaces de traer a cuento factoids, ideas, fechas, nombres, más ideas, más factoids y, lejos de parecer una lista robada de respuestas de la más reciente edición de Maratón, darles sentido entre ellos. Y, como toda conversación, la gracia es parte crucial del asunto. Es decir, la cantidad y la calidad de los datos no son el tema completo. Mi fascinación particular está atada menos al simple paraíso del fact-checker, más a la destreza social que imagino habrá sido la onda en los salones donde la incidia y el ingenio eran requisito de entrada.

(Escribir un libro sobre la gracia –la social; la religiosa me parece intratable. Y se ensancha la lista de ideas por realizar.)

Este tipo de erudición se revela como un atributo de vejez.  Son los veteranos los capaces de gambetear y fintar con soltura. Deporte de encanecidos, pues.

 

2.

Las personas que están, cuando uno baja del vagón de metro, recargadas contra los barandales anchos de las escaleras, contra las paredes, mirando a quienes descienden. Hay días en los que su espera es envidiable por indefinida; otros, los días en los que la paranoia está acentuada, en los que verlos ahí es un agobio.

 

3. 

Save Me, de Ashtar Command

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s