Jueves

1.

Desde ayer tengo dos ideas en la cabeza. No tienen que ver entre sí, pero paso de una a otra con poco orden y con menos fortuna intelctual. La primera es «el tonto primigenio».

No estoy muy seguro sobre la ruta que seguí para llegar a esa frase; recuerdo que me contaron una anécdota, y el protagonista de esa anécdota que me contaron siempre me ha parecido un imbécil.Y de pensar «tonto de antología» eventualmente, maromas varias de por medio, cai en ese raro lugar de especulaciones sin fondo ni lógica: puro regodeo. «¿Habrá habido un tonto primigenio? Ese personaje al que el resto de la tribu abucheó por primera vez; ese desafortunado individuo cuyas neuronas disparaban con laxa irregularidad…

La otra idea que va y viene es una que tiene que ver con la generosidad como virtud, como actitud vital, como práctica, como elemento crucial, como ñoñería, es decir, creo que ando queriendo leer un elogio de la generosidad.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s