Jueves

1.

Me robaron la cartera y como era de esperar, hice una Mediocridad.

 

2.

No sé si extravié o me robaron la cartera.

No estaba tan pedo, pero también es cierto que hay varios huecos en mi recuerdo del evento. El fatídico evento. Uno nomás. Es decir, un acto concreto y contenido, sucinto en su ejecución, preciso en su desenlace, expansivo únicamente con las consecuencias. Mi recuerdo es vago, o inexistente. Recuerdo tener en la mano un billete de 200, agitarlo un poco, entregarlo a mi compa que pagaba con uno de 500, hacer el cálculo mental de que iba yo 100 pesos atrás en la cuenta y que debía ser yo el que pagara los primeros tragos en el otro local, al que nos moveríamos. Y luego, hay un hueco. Nada teatral. Solo una brecha; un pequeño terreno baldío de la memoria, en el que he ido echando cascajo y lleno de hierbas: un lugar que dice muy poco y sirve para mucho menos. El siguiente recuerdo vívido se sitúa unos cuatro metros adelante, yo buscando en los bolsillos y cayendo en la cuenta de que la cartera no está. Detengo a mi compa. «Dejé la cartera, aguanta». Y regreso. Habrán transcurrido unos cinco segundos. No hay nada. Hay un hueco. O una silueta, más bien: la silueta de una cartera difunta, desaparecida.

La credencial del Metrobus. Varias tarjetas de presentación. La tarjeta de crédito. Una credencial hechiza para poder entrar al radio. Un número considerable de tickets y vouchers. Un par de credenciales en las que parezco Paco Palencia. Otra en la que parece que tengo un cráneo en forma de muela, como el de Carlos Hermosillo.

«¿Quiere reportarla como robada o como extraviada?», me pregunta el joven Rodolfo no sé qué. «Es que la extravié por unos segundos y luego me la robaron». Al joven empleado del call center lo tiene sin cuidado mi intento por ser preciso. «Es decir, la guardé en el bolsillo pero en realidad sólo la puse sobre la silla, y cuando regresé ya no estaba, ¿me entiende? Fue la vecina, una pinche mojigata con cara de plato, estoy seguro». No dice nada. O si dice algo, no me lo dice a mí. «Otro pendejo tomado», imagino que le dice a sus compañeros de call center en el turno de la noche. Y los demás asienten. «Por eso le digo: extraviada por un momento y luego robada». «Vamos a reportarla como robada», me dice, en el mayestático plural de los empleados de la industria del servicio: ellos y nosotros, los quejicas, los inconformes, los infantes, juntos haremos que el servicio sea de la mayor calidad posible por si la llamada está siendo monitoreada. Lo está. Me lo dijo una grabación. El joven Rodolfo no está tan interesado en mis comentarios sobre la gente que roba tarjetas. Habrá escuchado la misma cantaleta saliendo de otras voces igualmente atolondrdadas y flemosas. Será que simplemente son las 11 de la noche y qué hueva escuchar a otro quejica más. Será que el entrenamiento dice que informe del costo de la reposición (75 pesos más IVA) y luego, acto seguido, pregunte «¿algo más en lo que le pueda ayudar señor/señora [apellido]?» Apunto los números de folio y me despido. Estoy seguro que fue esa pendeja de la vecina de mesa. Me miraba con unos ojillos culpables y crueles. Ojalá el dinero que me robó (560 pesos) le sirva para comprar una enfermedad venérea.

La nota de la lavandería. Ahora tendré que ir a lloriquearle a la señora para que me entregue mi paquete de ropa limpia sin entregarle la nota. Tan tajante ella. Que pereza.

Sigo sin saber si extravié o me robaron la cartera. Insisto en mi esquema de fuerzas dinámicas: el extravío momentáneo lleva al robo. La señorita del banco hoy por la tarde me pidió que me quitara los lentes oscuros antes de responder: «no sé, pero creo que tiene que ver con reclamar que le saquen dinero a tu cuenta». Me entregó mi tarjeta sin dejar de sonreír. «El plástico». Con mi nuevo plástico dentro de mi nueva cartera (130 pesos) en mi bolsillo, pensé que qué hueva tener que ir a reponer la credencial del IFE.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s